I CAMPIONI DELL'ITALIA SIAMO NOI

I CAMPIONI DELL'ITALIA SIAMO NOI

sábado, 29 de octubre de 2011

EL TIEMPO SIEMPRE PONE A CADA UNO EN SU SITIO

La Juve ha vuelto. Esta noche, los bianconeros se han encargado de gritar a los cuatro cielos, que la Vecchia Signora tras mucho tiempo ausente ha vuelto y lo hace para volver a mantener el reinado en el Calcio que una vez perdió.

Y precisamente lo volvió a hacer ante el equipo que de manera "activa" acabó despojándole de su condición de campeón y el que puso todos los méritos para mandar a los bianconeros a la Serie B. La nueva Juve, con nuevo estilo y con un patrón que ha vuelve a enganchar a la afición juventina, defendió el liderato con el que llegaba al Meazza con uñas y dientes.

Y además lo hizo con la presión añadida de saber que el Milán unos minutos antes, le había arrebatado el liderato de manera provisional tras imponerse a la Roma en el Olímpico. Con todo esto y con la presión de un estadio que fue una olla a presión contra los bianconeros, la Juve consiguió salir airosa de Milán.

Y eso que Nicola Rizzoli no puso de su parte para que el partido fuese arbitrado de la manera más justa. El colegiado italiano se tragó un claro penalti sobre Marchisio, pitó fuera de juego en una acción en la que Matri encaraba solo a Castellazzi cuando la posición del delantero italiano era legal y se mostró muy riguroso con las cartulinas amarillas mostradas a los juventinos.

Conte decidió apostar una vez más por el once que más ha usado en las últimas jornadas, con el único cambio del regreso de Buffon por Storari. El portero juventino se encargó de neutralizar los ataques que el Inter emprendió en los primeros minutos de partido.

Y es que a la Juve le costó mucho entrar en el partido, debido a la gran presión realizada por los de Ranieri y el acoso al que sometió a los defensas, que tuvieron algunas complicaciones para sacar el balón controlado desde atrás.

Cuando más arrinconada estaba la Juve, apareció Vucinic para conseguir su sexto gol contra el Inter. El montenegrino se aprovechó de un despeje de Castellazzi para adelantar a la Juve a los doce minutos. La acción estuvo precedida por un gran centro de Lichtsteiner que cuajó un partido notable.

El suizo, ya se ha ganado el cariño de la afición juventina con su garra, su compromiso, su liderazgo y sus continúas carreras por banda derecha. A su lado, Barzagli y Bonucci estuvieron impecables en el centro de la zaga y en banda izquierda se volvió a ver la mejor versión de Chiellini.
En el Inter Ranieri decidió apostar por el tridente Sneijder-Zarate-Pazzini. El holandés siempre se ofreció a sus compañeros, pero está muy lejos de su mejor nivel. El argentino se quedó en el banquillo tras la reanudación, tras pasar inadvertido y el punta rozó el gol en un cabezazo al larguero y lo intentó de tacón, pero siempre se encontró con Buffon.

Tras el tanto bianconero, el Inter volvió a apretar en ataque y fruto de ello llegó el gol de Maicon a los 28 minutos. El brasileño vio como su disparo tocaba lo justo en Bonucci para desviar la trayectoria y colarse en la portería de Buffon.

Pero la respuesta de la Juve no se hizo esperar. Cinco minutos después, aparecía Marchisio para conseguir su cuarto gol de la temporada (empatado con Matri como máximo goleador de la Juve), tras una gran combinación con Matri dentro del área. El centrocampista bianconero colocó el balón lejos del alcance de Castellazzi y explotó de júbilo.

De ahí al descanso, el asedio de la Juve fue total, con un par de oportunidades para Matri, alguna para Vucinic y Lichtsteiner y un disparo de lejos de Vidal. El chileno cuajó un buen partido, acompañado de Pirlo y Marchisio en el mediocampo.

Un Pirlo que con el paso de los minutos se fue entonando y acabó llevando la batuta de una Juve que se mereció ir con mayor renta al descanso. El centrocampista italiano cumplió su partido 400 como profesional. La ventaja de la Juve podría haber incrementado si Rizzoli no se hubiera comido un penalti claro de Castellazzi sobre Marchisio, que incluso podría haber significado la expulsión al ser el último jugador.

Las sensaciones con las que se marchaba la Juve al descanso eran de venganza y de condena a un Inter al que si mañana la suerte no le sonríe, puede acabar en zona de descenso. Ranieri, especialista en partidos de gran calibre, no pudo parar a su ex-equipo y el Inter empieza a asomarse por el despeñadero.

Tras la reanudación, con Castaignos por Zarate el Inter ganó en presencia ofensiva, mientras que la Juve se limitó a neutralizar sus ataques y a esperar el momento para la picadura definitiva, que al final no llegó.

Y eso que Vucinic tuvo una oportunidad clara para batir a Castellazzi, como también la tuvo Esigarribia, que acabó sustituyendo a Matri. Conte como viene siendo habitual esperó hasta el final para hacer los cambios.

Del Piero y Pazienza entraron en los minutos finales por Vucinic y Vidal. El capitán bianconero que llevaba tres partidos sin jugar, a punto estuvo de poner la guinda para su equipo en un mano a mano con Castellazzi que se marchó fuera por poco.

Ranieri no esperó tanto como su "colega" y puso a Stankovic y a Alvarez por Obi y Sneijder pero el partido ya estaba finiquitado y el Inter nunca dio sensación de poder sacar algo del partido. Al final victoria bianconera que no solo refuerza el liderato de los de Torino, sino que le inyecta una dosis de moral y de autoestima importante para medirse al Nápoles la próxima semana.

Más allá del resultado y la victoria conseguida por la Juve, la sensación que transmiten los de Conte es de haber encontrado un estilo y un juego muy definido a pesar del poco tiempo que llevan con el nuevo entrenador.

Por su parte el Inter, dista mucho de aquel equipo que hace dos temporadas consiguió el triplete. Sin ideas, cada uno a la suya y con un equipo muy veterano al que parece habérsele acabado el hambre de victorias.

La Juve sigue invicta y se mantiene como el equipo más regular de un campeonato que pinta a muy igualado. Solo se llevan disputadas nueve jornadas, pero en Torino la palabra "tabú", esa que empieza por Scu y acaba en detto, empieza a convertirse en algo más que un sueño.

Un sueño en que ahora viven todos los juventinos gracias a Conte, capitán, emblema y ahora entrenador de un equipo que nunca se da por vencido y que tiene mucha hambre de victorias. Solo el tiempo dará o quitará la razón, pero esta noche volvió a poner a cada uno en su sitio. FORZA JUVE!

1 COMENTARIOS:

Kevin dijo...

2-1 que si no era por el árbitro, el partido terminaba 4-1 mínimo (increíble el penal no pitado a Marchisio y el off side inexistente de Matri).

CLASIFICACIÓN SERIE A

CLASIFICACIÓN SERIE A

CAPOCANNONIERI SERIE A

CAPOCANNONIERI SERIE A

VIDEO ORGULLO BIANCONERO

PREMIOS

PREMIOS
MEJOR BLOG EXTRANJERO DE "BLOGSFCFUTBOL" 2009

CAMPEÓN DEL MUNDO

CAMPEÓN DEL MUNDO
Mundialdeblogs

MEJOR BLOG 2009

MEJOR BLOG 2009
"Unidosporeldeporte"

TRIVIAL DE ORGULLO

MI HISTORIA

Me llamo Rafa y soy de barcelona del año 83 y soy tifo de la juve desde los 15, cuando viendo un partido de la juve me "enamoré" del juego de un chaval que daba sus primeros pasos en su carrera, ALESSANDRO DEL PIERO...y nada que soy juventino antes que nada y juventino moriré.
Licencia de Creative Commons
Orgullo Bianconero by Rafa Sanchez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

ETIQUETAS

Páginas vistas en total

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Modern Warfare 3